CC60 alegría navideña

En busca de la alegría navideña "Él vino a los suyos y los suyos no lo recibieron. Pero a todos los que lo recibieron, les dio poder para convertirse en…

Comentarios desactivados en CC60 alegría navideña

CC52 Un NIÑO nos ha nacido

Un NIÑO nos ha nacido (Is 9,5) En la solemnidad del Nacimiento de JESÚS la Iglesia entona como canto de entrada las palabras del profeta Isaías: "Un NIÑO nos ha…

Comentarios desactivados en CC52 Un NIÑO nos ha nacido

CC47 Navidad -Angeles

El misterio de la Navidad y los santos Ángeles             Navidad es la fiesta de alegría, pues nació el Salvador, y los Ángeles son mensajeros de la alegría. En preparación…

Comentarios desactivados en CC47 Navidad -Angeles

Retiro-1

Retiro de Pentecostés 2020: 1a meditación: Adoración-1 La corriente que alegra a la ciudad de Dios A lo largo de la Sagrada Escritura, se menciona un río que fluye desde…

Comentarios desactivados en Retiro-1

CC-1

Adviento 2017: ¡La pobreza que nos trae alegría!

 

La fiesta del amor de Dios Padre por la humanidad se acerca cada vez más y nuestros corazones sienten cada vez más el llamado a “Gaudete”, “¡Alégrate en el Señor!” Es la fiesta del amor dado por el Padre celestial, lo más grande que nos pudo dar, que nos fue dado en Su Hijo. Y ese DIVINO HIJO, que se sienta eternamente en el Trono con el Padre y el Espíritu Santo, se vació de Su gloria y esplendor y se hizo tan pequeño, tan pequeño como uno puede llegar a ser, “un Niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre” (Lc 2,12). “Era rico y, sin embargo, se hizo pobre para enriquecernos a través de su pobreza” (2 Cor 8,9). Esta fiesta del amor generoso del Padre solo puede ser respondida dándonos a nosotros mismos, entregando nuestros corazones al Señor. Así también nosotros  queremos hacernos pequeños, como niños, pobres, despreocupados, queriendo solo una cosa: ¡Dios! poseyendo solo una cosa: ¡Dios! Porque la Navidad es la solemnidad de la primera de las ocho Bienaventuranzas que Nuestro Señor predicó en la cima de la montaña: “Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de Dios” (Mt 5,3).

(más…)

Comentarios desactivados en CC-1